Interesante artículo de MarketingGuerrilla.es recomendado por «el Blog para Emprendedores«.
Muchos emprendedores que se lanzan para montar un proyecto desde cero igual no son conscientes que existen diferentes tipos de riesgos según la idea de negocio que quieras realizar. Existen muchos posibles tipos de proyectos pero los 2 que te presento representan los lados extremos.
Proyecto con potencial de crecimiento orgánico
Es poco probable que acabes con uno de estos en la lista de los hombres más ricos del mundo pero pueden llegar a ser muy rentables algún día. Todas mis ideas de negocio pasan por un filtro básico. En este tipo de proyectos se caracteriza de la manera siguiente:
  • Grado de dependencia de terceros: típicamente bajo o de nivel medio. Este tipo de proyecto tiene como objetivo no depender de muchos favores o ayuda externa para poder montarlo. En cuantos más pasos podamos dar nosotros mismos mejor.
  • Nivel de conocimiento del mercado: debería ser mínimo o medio y mejor alto. Está directamente relacionado con el primer punto. El éxito de un producto depende mucho de conocimiento del sector. Sin experiencia es complicado desarrollar una oferta que encaje a la perfección para el público objetivo.
  • Volumen de inversión necesaria: este tipo de proyecto no requiere una inversión superior de 1.000 euros para realizarse. Esta cantidad es el tope para poder hablar de una inversión mínima porque ya para muchos esta cantidad ya no es alcanzable.
Proyecto con desarrollo tecnológico y gran potencial de mercado
Existe una relación directa entre riesgo y potenciales ingresos. En cuanto más elevado el primero, más alto el segundo. Es de sentido común y no requiere realmente mucha explicación. Los proyectos que más potencial tienen no suelen ser los más sencillos a realizar.
 proyectos2
  • Grado de dependencia de terceros: el grado de dependencia suele ser medio o alto. En el sector de la biotecnología se requieren muchas aprobaciones. Aunque el desarrollo salga bien, la empresa puede fracasar por no recibir las licencias por sus productos.
  • Nivel de conocimiento del mercado: en este caso el mínimo es “alto”. No te puedes meter en un tema muy complejo sin conocer muy bien en sector en el que te estás moviendo. Aún así, un conocimiento muy alto del mercado no te garantiza nada.
  • Volumen de inversión necesaria: típicamente estos proyectos requieren desarrollos tecnológicos importantes. Cómo poco se basan en otros ya existentes pero necesitan inversión para adquirir equipos, maquinas, patentes, etc.
Fórmula para calcular el riesgo o la probabilidad de fracaso de un proyecto
Me gustaría decirte que la formula que te voy a presentar es exacta. Evidentemente no lo es. Lo único que te aporta es darle un número a algo que igual ya intuyes. En ocasiones puede ser bueno tener una orientación para tener una idea más exacta del riesgo que corremos. Me baso en las siguiente hipótesis para hacer un cálculo aproximado de la probabilidad de fracaso de un proyecto.
1. Criterios para hacer el cálculo: serán los 3 mencionados previamente. Dependencia de terceros, conocimiento del mercado e inversión necesaria.
2. No existen proyectos sin riesgo: incluso si todos los indicadores muestran la bandera verde seguimos teniendo probabilidades altas de fracasar. Es la cruda realidad a la que te tienes que afrontar como emprendedor.
3. Cuantificar el riesgo con los criterios: la clasificación más negativa recibe un multiplicador de 0,2. Un criterio que considero de nivel medio o neutral se le aplica un 0,5. En el caso ideal la cifra sería 0,7.
¿Cómo podemos ahora calcular el nivel de riesgo de un proyecto? No nos complicamos demasiado la vida. Esta es mi propuesta haciendo uso de una formula muy sencilla: multiplicamos los 3 factores y restamos el resultado de 1. Para tener un porcentaje lo multiplicamos otra vez por 100.
Probabilidad de fracaso [%] = (1 – Dependencia de terceros x Conocimiento del Mercado x Inversión necesaria) x 100
 
Para entenderlo un poco mejor, te hago un cálculo para mi proyecto 1dolar.org que estoy lanzando en Quondos.
  • Grado de dependencia de terceros: muy alto. Dependo de 20 famosos que me firmen un dólar con su cara. Le atribuyo un 0,2.
  • Nivel de conocimiento del mercado: muy bajo por mi parte. Es un campo totalmente nuevo en el que parto desde cero. Le doy otra vez un 0,2.
  • Volumen de inversión necesaria: bajo. En este caso soy generoso y le aplico un 0,8 lo que refleja el caso ideal.
Hagamos con esto el cálculo final. Probabilidad de fracaso de 1dolar.org:
Pf (1dolar.org) = (1 – 0,2 x 0,2 x 0,8) x 100 = 96,8%
El punto de partida de este proyecto ha sido una probabilidad de fracaso del 97%. Si hubiera hecho este cálculo desde el principio igual no me hubiera planteado hacerlo. La buena noticia es que a pesar de tener un dato inicial bastante malo, las probabilidades de éxito pueden mejorar. Tras el fichaje de Risto Mejide el grado de dependencia sigue elevado pero ya se puede modificar de 0,2 a 0,5 por lo que en estos momento la cifra va mejorando.
Pf (1dolar.org) = (1 – 0,5 x 0,2 x 0,8) x 100 = 92 %
Mi hipótesis es que incluso con condiciones ideales la probabilidad de fracaso no es mucho más elevada que la de éxito.
Pf (ideal) = (1 – 0,8 x 0,8 x 0,8) x 100 = 48,8 %
¿Qué he querido mostrar con todo esto? Aunque tu porcentaje de éxito sea muy pequeño no te tienes que desmotivar por ello. Probablemente esta pequeña fórmula explica de manera “matemática” aunque no científica que para tener éxito tienes que haber fracasado una o varias veces previamente. Según este cálculo la suma de todos los proyectos que vas a llevar a cabo a lo largo de tu vida dan tu probabilidad de éxito. Si no te rindes llegarás. Eso es por lo menos lo que dicen mis estadísticas.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

× ¿Cómo puedo ayudarte?