7 pasos y trucos para empezar a redactar tu primer blog:

1. Márcate un objetivo

Antes de lanzarte a escribir, piensa qué quieres lograr con tu página y no lo pierdas de vista en ningún momento (ej. conseguir empleo, reforzar tu marca personal, hablar sobre un hobby, etc). Tener muchos frentes abiertos puede hacer que divaguemos en los post y no saquemos nada en claro.

2. Elige las palabras clave

Coge papel y bolígrafo, redacta una lista de 20 términos que mejor definen el objetivo que te has marcado (incluye tus habilidades, virtudes, tu experiencia…).

Si estás en blanco, agarra el ratón del ordenador y bucea en las profundidades de Internet: ¿qué palabras se utilizan sobre tu temática en los buscadores? (por ejemplo, si el blog va a estar centrado en e-commerce, empápate de los resultados que aparecen en Google al introducir términos como tienda online, moda en Internet, marcas de moda, social media, e-commerce).

Una herramienta muy aconsejable para la selección de nuestras palabras clave es Google Trends: analiza el volumen de búsquedas de tus términos por localización geográfica.

Estos conceptos serán la base de tu blog y estaría bien que las incluyeses en tus publicaciones, así estará vinculado con las palabras que mejor la definen, tendrá personalidad.

3. Escribe distintos títulos

Aprovecha la inspiración y haz otra lista con 20 títulos para tus futuras publicaciones, no hace falta que decidas el contenido de cada uno.

Tres consejos básicos para escribir el título y que posicione correctamente en los buscadores:

  • Máximo 60 caracteres.
  • Incluye algunas de tus palabras clave.
  • Atractivo, interesante, que enganche al usuario y quiera seguir leyendo (piensa en el target de tu blog: ¿qué intereses tiene? ¿por qué ha aterrizado en tu página? ¿qué puedes ofrecerle?).

4. Idea un timming para las publicaciones

Decide cada cuánto tiempo vas a postear y cuál va ser el contenido de cada uno. Ahorrarás tiempo y ganarás seguridad escribiendo.

5. Escribe el título, redacta un subtítulo y da rienda suelta a tu imaginación. Verás como una vez has hecho el primer párrafo, lo demás sale solo.

  • El subtítulo: debe contener algunas de tus palabras clave y ha de servir como introducción para el post.

6. Si ya has escrito tu primera entrada, no olvides que también tienes que entrar por los ojos: elige unas imágenes acorde con el contenido, le darás un toque atractivo y entretenido.

7. ¡Enhorabuena, has creado tu primer post!

Ahora sólo queda una última revisión, corrige los posibles errores ortográficos o de diseño y dale a publicar sin miedo.

 

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//webmaster.com.do/wp-content/uploads/2019/03/BannerWMLite.png