Una de las mayores preocupaciones al comprar un móvil de última generación es perderlo o que te lo roben. Muchos alguna vez habrán vivido la angustia de mirar en un bolsillo y percatarse de que el móvil no está. Sin embargo, no hay por qué angustiarse. Son muchas las aplicaciones que existen que pueden ayudar a encontrar el terminal.

Para los propietarios de iPhone ya es más que conocida la aplicación Busca mi iPhone. Esta aplicación ayuda a encontrarlo usando cualquier dispositivo iOS para que tus datos queden protegidos. Su uso es muy sencillo. Una vez descargada la aplicación en el móvil (que es gratuita), sólo tienes que activarla en los ajustes de iCloud del dispositivo que deseas localizar, abrirla y conectar con el ID de Apple que utilizas para iCloud.

Busca mi iPhone permite localizar el dispositivo perdido en un mapa, bloquearlo de forma remota, reproducir un sonido, mostrar un mensaje en la pantalla o borrar todos los datos del móvil.

En el caso de que se haya perdido el termina, la aplicación incluye el modo Perdido que permite bloquear el dispositivo con un código y mostrar un mensaje y un número de teléfono de contacto en la pantalla de bloqueo. Mientras está en este modo, el móvil podrá registrar dónde ha estado e informar sobre ello para que se vea el historial de ubicaciones recientes.

Para los usuarios de Android las posibilidades son más numerosas. Una de ellas es la función Find my Phone. Con sólo teclear la frase find my phone en el buscador de Google los usuarios podrán encontrar su teléfono móvil, con una opción para activar una alarma localizadora. Sólo funciona si las consultas en el buscador web están habilitadas en inglés.

Otra de las aplicaciones sólo para Android es Cerberus (tiene un costo de tres euros). Una aplicación online que permite localizar la posición del teléfono, iniciar una alarma en el dispositivo, borrar la memoria interna y la de la SD e, incluso, recibir una si se introduce una SIM nueva. Lo bueno de esta aplicación es que si el teléfono no está conectado a Internet también se puede controlar mediante SMS.

Dot Lock Security Protection es otra aplicación muy similar a las anteriores pero sólo para iPhone (su precio es de 0,99 euros), pero que además puede retratar a la persona que haya cogido el móvil y permite crear un sistema de bloqueo de pantalla adicional.

Una de las más completas es la aplicación Prey para Android e iOs (es gratuita). Esta aplicación te permite rastrear y ubicar tu teléfono, a través de una tableta o el ordenador en caso de pérdida o robo. Puedes proteger con ella hasta tres dispositivos.

Prey detecta los cambios en la tarjeta SIM, obtiene información de la red a la que está conectado tu dispositivo, bloquea tu teléfono o tableta de cualquier intruso indeseado, toma fotos con la cámara delantera o trasera de tu dispositivo, encuentra el dispositivo en un mapa a través de geolocalización usando tanto señales GPS como triangulación WiFi, entre otras funciones.

Para hacer funcionar Prey se debe iniciar sesión con la cuenta a través de un navegador. Desde esa cuenta se puede marcar a los dispositivos como perdidos o robados para comenzar a recibir información sobre ellos. Estos informes contienen la información necesaria para que sepas quién es y dónde está la persona que tiene el teléfono. Además incluyen información suficiente para que la policía lo recupere.

Remote Security (gratuita) te permite controlar un móvil desde otro teléfono. Con esta aplicación se puede bloquear el terminal remotamente, solicitar la dirección donde se encuentra, activar alarmas por robo, e impedir o forzar llamadas. También avisa si se produce un cambio en la tarjeta SIM

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//webmaster.com.do/wp-content/uploads/2019/03/BannerWMLite.png