Fijar objetivos

Debemos tener en claro que, como cualquier otra marca, hay que seguir una estrategia y cumplir sus objetivos. Para esto  recomendamos iniciar con las siguientes preguntas.

¿Cuál es el objetivo personal? ¿Qué términos o campos semánticos quiero que se asocien con mi nombre? ¿A dónde quiero llegar en determinado tiempo si mi estrategia es exitosa? ¿Qué herramientas son las que utilizaré? ¿En qué lugares geográficos y lingüísticos quiero causar impacto?

Buscar quiénes hablan del tema

Ya con las respuestas bien planteadas el segundo paso será investigar qué se dice respecto a los temas que manejamos y quiénes son las referencias con mayor prestigio. También vale si encontramos que en realidad el tema que manejamos aún es inexplorado, aunque sería raro encontrarse en un caso así. De esta manera proyectaremos el esfuerzo que supone desarrollar contenido para conseguir un buen lugar en ese entorno en tiempo razonable.

Si encontramos personas u organizaciones que ya están bien posicionadas en tu campo de conocimientos, entonces síguelas. Más que imitar todo lo que hacen esas cuentas fíjémonos en cómo lo hacen, cuáles son sus fuentes, qué tanto influyen y cuál es su nivel de conversación.

Inicio en las redes sociales

Twitter es un medio bastante rápido y amigable por dónde comenzar. Podemos manejar la cuenta fácilmente desde un Smartphone y brinda resultados en plazos cortos. Además tendremos retroalimentación inmediata de nuestro contenido. Usar esta red como herramienta de gestión de contenidos es de lo mejor para que las personas comiencen a asociarnos con nuestros temas.

Utilizemos nuestros timelines como un lugar donde podemos recuperar contenido interesante. A veces vemos algo de utilidad, pero olvidamos dónde lo vimos. Si lo compartimos podemos regresar a nuestra propia cuenta a buscarlo y es muy probable que también resulte interesante para nuestro seguidores.

Combinar nuestro consumo de contenidos de otros personajes y otras fuentes que encuentres haremos que cubramos nuestros temas de manera más completa. Siguiendo este patrón comenzaremos a tener una buena cantidad de contenido con flujo razonable.

Al seguir referencias interesantes y si elegimos cabalmente nuestro contenido, entonces aquellos líderes del tema también comenzarán a seguirnos. La filtración y curación de contenidos con nuestro propio criterio nos hará ganar más valor en el ramo. Si contribuimos con contenido original y opiniones propias será todavía mejor.

Sitio o blog propio

Finalmente debemos verificar nuestra indexación, «ego search», y la durabilidad de nuestra estrategia de posicionamiento personal.  Si hemos elegido iniciar en una determinada red social lo más recomendable es ir poco a poco mudando ese contenido hacia una plataforma propia. No importa si nuestra página al principio no tiene muchas cosas.  Bastará con un blog bien alimentado que poco a poco irá creciendo.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//webmaster.com.do/wp-content/uploads/2019/03/BannerWMLite.png