El montar una tienda online es  una opción cada vez más interesante para aquellos que la quieren como una nueva línea de negocio para su empresa llamémosle “tradicional” o para los que quieren abrir un negocio totalmente online.

marketing_digital1thinkonmarketingwordpress

Siendo cierto que la venta online, se ha comportado bien en los últimos años, en realidad es el único sector comercial que ha crecido, no está exenta de riesgos.

Montar una ecommerce no es distinto a montar cualquier otro tipo de empresa, requiere de planificación, inversión inicial, y un tiempo para recuperar la inversión. Asumes los mismos riesgos que con cualquier otra empresa, solo que tu negocio lo haces en otro canal.

Cierto que tenemos una buena noticia, normalmente la inversión suele ser menor que crear una empresa tradicional, y otra mala, posicionarse en un mundo tan competitivo y exigente como el de ecommerce es complicado.

En el mundo offline si consigues un bajo en una buena zona comercial tienes garantizado el paso de clientes por delante de tu tienda, ya es  tu responsabilidad  hacer que entren. Para ello recurres al escaparatismo, haces publicidad, ofertas, fidelizas a tu cliente,  le ofreces un buen trato,  etc.
En el mundo online el posicionamiento de tu página depende del SEO, es decir, de la posición que los buscadores te otorgan para una determinada palabras o grupo de palabras sin que tu le pagues nada al buscador por ello. El posicionamiento siempre es relativo a la palabra o palabras por las que te posicionas.
El SEO comienza por la creación de tu página pues debe de cargar rápido, no dar errores, tener una buena estructura de contenidos  originales  y qué aporten al cliente, deben de contener las palabras claves por las que te quieres posicionar de una forma natural, será importante para que la gente pueda llegar a tu tienda online.
Al principio mientras no tienes clientes  deberás de planificar campañas de SEM para que tu tienda online, esta vez pagando,  tu tienda online saldrá en las búsquedas que a ti ten interesan. Si partes desde cero debes de saber que  tardarás meses en tener un posicionamiento aceptable mediante SEO.
Deberás de tener perfectamente ajustadas todas las  partes de tu web para que el usuario convierta, compre productos en tu tienda y pase a ser así cliente,   para ello es importante que construyas una buena ficha de producto.
Debes de hacer todo lo posible para que el usuario rellene su carrito,  y luego efectúen el pago. Un porcentaje enorme de carritos son abandonados, el 80% de los carritos que se rellenan no llegan a ser una compra. España en el mejor de los casos de  cada 100 visitantes solo dos convierten, y este no es la peor tasa de conversión, existen ecommerce que no llegan al 1 %.
La presencia de la versión en línea de la empresa comercial tradicional,  las dropshipping, han impulsado a muchos emprendedores a abrir tiendas en línea. La ausencia inicial de costes de stocks ha animado a muchos a entrar en Internet y comenzar a vender. También en este caso aquellos que abren su negocio online no están exentos de riesgos, ya que el control sobre el stock y el envío no son de la tienda online, sino de su proveedor.

ejemplo_tienda_online

Lo prometido es deuda, les dejo diez consejos, que los pueden ayudar:

  1. No vendas lo que crees que se va a vender más en Internet, dedicate a vender aquello que te apasione y en lo que seas un especialista. Solo desde la pasión por lo que vendes conseguirás hacerte un hueco en el competitivo mercado de Internet. Si no te diferencias serás uno más con lo cual muy posiblemente tengas que competir por precio y esta posición es muy peligrosa.
  2. Piensa tu negocio,  como lo vas a desarrollar, a donde quieres llegar. Las tiendas online no se montan gratis, montar un negocio requiere una inversión y habrá un periodo para amortizar inversión. Ten claro en tu mente cual es el negocio. Se preciso a la hora de explicárselo a un posible inversores, a un banco, a  tu familia, o a quien haga tu tienda online, etc. Si se lo consigues explicar a tu abuela para que lo entienda vas por buen camino.  Después de este paso, y no antes, es el momento de pensar en la herramienta a utilizar: SaaS, CMS o “tienda online a medida. ¿Cómo te van hacer una tienda en línea que se adapte a las necesidades del negocio si no sabes cuales son esas necesidades?
  3. Investiga la competencia, si no existe pon todos tus sentidos en alerta, igual no estas ante un océano azul, libre de competencia, sino ante un pozo insondable al que es mejor no entrar para no dejar allí una parte de tu patrimonio. Si no ha triunfado nadie en ese nicho de mercado al menos plantéate que ahí puede estar el nicho de tu empresa pero faltar el mercado.
  4. No necesariamente lo  más caro es lo que necesitas. Decide la herramienta a utilizar, valora que puedan cubrir tus necesidades. Un CMS generalmente será más barato que una herramienta programada específicamente  para ti, debería ajustarse mejor a tus necesidades sobre todo si son muy especificas. Mide bien la inversión pues puede ser considerablemente más cara en esta  segunda opción. Deja que tu proyecto crezca poco a poco. Y sobre consigue un buen parnert, un buen socio tecnológico.
  5. No cometas el error de pensar que cuando te entregan la tienda online ha terminado el trabajo. Todo lo contrario acaba de comenzar.  Debes de estar abierto a impulsar las mejoras que tu Tienda necesite. Piensa en el SEO on page, cuida tus textos, hazlos atractivos,  y facilítale al buscador que te indexe correctamente. Hoy en día el texto es uno de los elemento más destacado para posicionar bien una Web, crea buen contenido y te recompensaran por ello. ¿Quien? Primero tus clientes y después “San Google”.
  6. Céntrate en llegar a tu publico objetivo, tu target. No, no todo el mundo es tu publico objetivo. Si quieres venderle a todo el mundo posiblemente acabes no vendiéndole a nadie. Debes de saber donde están, como piensan, como hablan, que redes sociales frecuentan las personas que conforman el target al que te diriges. Cuanto más sepas de ellos y mejor te comuniques con ellos más posibilidades de éxito. Háblales como hablan tus clientes y ten presencia en las redes sociales donde se encuentran.
  7. No abras perfiles en todas las redes sociales después no podrás mantener.  Selecciona las dos que te puedan ir mejor para conectar con tu target  y trabajalas. Nada peor que perfiles semiabandonados o permanentemente desatendidos, quejas que no reciben respuesta, alabanzas que se quedan sin un “gracias”. Debe de llegar a tener seguidores, fans, que se sientan parte de tu empresa.
  8. No racanees con las fotos. Una foto de tu móvil no es lo que tu producto necesita. No, no insistas, no lo es. Si ya sabemos que te has comprado la Ipap o el iphone que hace una fotos fantásticas. En serio, tu cliente potencial ni puede oler, ni puede tocar,  ni puede manipular el objeto en tu página on line, solo puede verlo, pónselo fácil haz una fotos maravillosas del producto. Si tienes un producto que pueda ser probado en línea déjale una demo para que pueda valorar el maravilloso producto que ofreces.
  9. Nunca te conformes con tu índice de conversión. Si de cada 100 usuarios que entran en tu web solo compran 1,5 tienes un problema. Pese a que las estadísticas digan que la media de usuarios que se convierten en clientes en España es del 2%.  Cada vez es más costoso atraer usuarios a tu Web como para dejarlos ir sin más. Además si consigues que en vez de 2 te compren 6 de cada 100 multiplicaras tu facturación por tres. Siempre es interesante ser constante, casi diría que obsesivo con mejorar la conversión. Ten en cuenta que convierten más los clientes fieles que los clientes nuevos, sin duda tienes  que conseguir clientes nuevos para crecer, pero mima a todos tus clientes, especialmente a los fieles.
  10. No escondas los gastos  ni los plazos de envío. Se transparente el cliente te lo agradecerá. No ganas nada haciendo que el cliente se enteré después de cubrir todos los datos de que tiene que pagar 6 euros de gastos de envío, o que su producto tardará 12 días en llegar a la casa de tu cliente. Enfadarás al cliente y provocarás su deserción. Como quiera que el precio es el el segundo elemento más valorado para propiciar la compra en una tienda online cuando ya eres cliente,  y el principal motivo cuando no conoces la tienda online el moderarlos siempre es buena idea. Negociar con tus proveedores de servicio de entrega costes y plazos ajustados es otra idea excelente ya que influyen enormemente en la visión del precio final que tiene el cliente. El cliente no paga 40 euros + 12 euros en gastos de envío. El cliente piensa que paga 52 euros que e lo que sale de su bolsillo.  En cuanto a la distribución y  a los plazos de envío si tus proveedores no se cumplen los plazos, eres tu el que no cumples los plazos. Si tienes una dropshipping ten especial cuidado con este aspecto.

dispositivos_moviles
Ah! no olvides que cada vez más las Web se visualizan en dispositivos móviles, tablets o teléfonos smartphones. Adaptar nuestra tienda para aprovechar el tirón que tenga el comercio online a través de estas pantallas no solo es una buena idea, es imprescindible, tal y como progresa el comercio electrónico a través de dispositivos móviles. El 33% del ecommerce en el 2015 irá vía dispositivos móviles. Si no metes ahora a hacer nuestra ecommerce no lo plantees nada que no sea responsive, si ya lo tienes y nuestro diseño no es responsive, debes de recompensar lo que pierdes si no vas a un diseño responsive, nada menos que 1/3 de los clientes en un año.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//webmaster.com.do/wp-content/uploads/2019/03/BannerWMLite.png