juan mora

En torno al sector inmobiliario, existen muchos mitos que probablemente nadie te desmentirá y verdades que nadie te dirá. Hablo de creencias erróneas sobre las cuales las personas basan su idea de negocio y muy pronto terminan por decepcionarse. Por eso considero importante mirar cómo funciona este mercado con lupa y contarte todo lo que no te han dicho del sector inmobiliario.

Lo que no te han dicho del sector inmobiliario: tres mitos que no debes seguir

Si estás empezando a involucrarte en el sector inmobiliario o estás interesado, es muy probable que hayas creído en alguno de estos tres mitos. Pero quiero mostrarte las verdades detrás de estos mitos para que tomes decisiones inteligentes.

Primer mito: “El negocio inmobiliario lo puede hacer cualquiera”

FALSO. Si el negocio inmobiliario fuera tan sencillo y accesible, estaría abarrotado de asesores inmobiliarios exitosos. Lo cierto es, que para ser un asesor inmobiliario hay que tener mucho empuje y determinación. Existen varios aspectos que hacen del sector inmobiliario un negocio especialmente complejo, enumero algunos a continuación.

Es un negocio que no tiene un sueldo fijo

La estabilidad financiera de un asesor inmobiliario es completamente diferente a la estabilidad financiera en la que todos piensan. Lo primero que debe hacer una persona que quiere involucrarse en este sector es desprenderse de la idea de los sueldos fijos y ampliar su mente.

Se necesitan capacidades personales

Un asesor inmobiliario debe necesariamente tener la capacidad de entablar buenas relaciones humanas, así como contar con un buen círculo (mientras mayor sea su círculo, mayor posibilidad de ventas tiene).

Capacidades técnicas

Pero además, debe contar con otras capacidades como buena ortografía, manejo de redes sociales y medios digitales, etc.

Tiene que aprender a hacer networking

El networking es una práctica profesional implementada por emprendedores y empresarios. Lo defino como la capacidad de construir redes de contactos para generar oportunidades laborales o de negocios. En ese orden, un asesor inmobiliario aprovecha los eventos, partidos tenis, reuniones y demás para hacer networking.

Tener poder de persuasión

Un asesor inmobiliario calificado sabe expresar sus ideas con claridad, tiene un amplio dominio del lenguaje y utiliza esto a su favor para fortalecer su poder de persuasión. En el negocio inmobiliario, el uso correcto de la palabra puede hacer la diferencia a la hora de cerrar un trato.

Con todo esto, es evidente que no es un negocio que pueda hacer cualquiera. Ahora vamos con los siguientes mitos.

Segundo mito: “En el negocio inmobiliario llueve el dinero”

Si estás interesado en el sector inmobiliario porque crees que es un negocio en el que todo el mundo se hace rico rápido, te decepcionarás muy pronto, pienso que te equivocaste y fue de politica que te hablaron. El dinero no llueve en el sector inmobiliario, incluso hay personas que se pasan hasta un año sin ver un centavo, porque aunque venden, no es un secreto que algunos proyectos se toman mucho tiempo y las inmobiliarias no pagan la comisión correspondiente.

A esto debo agregar que como asesor inmobiliario se tienen gastos muy pesados. Hablo de gastos de gasolina, de representación, de campaña de marketing, de capacitación, entre otros. Este no es un negocio mágico. Conozco personas que llevan años en este negocio y no han llegado a probar la fluidez con la que se piensa que crece el dinero en este negocio.

Tercer mito: “No se necesita capacitación para el negocio inmobiliario”

Ya en el primer mito mencionaba a grandes rasgos lo importante que es tener buena ortografía. La manera más rápida de ahuyentar a un cliente a través de un medio de mensajería es cometiendo terribles faltas ortográficas. Una de las grandes verdades del negocio inmobiliario es que tienes que capacitarte constantemente e invertir en ti mismo.

La capacitación implica conocer el marco jurídico de este negocio y aprender tanto del mercado al punto de convertirse en un asesor para ingenieros y constructoras para que creen proyectos adaptados a las necesidades del sector donde se va a construir. En pocas palabras, se trata de convertirse en un experto del mercado desde todo punto de vista.

Y la capacitación evidentemente se traduce en la inversión de muchísimo dinero, pero es un dinero que inviertes en ti mismo. A menudo se me acercan personas que me dicen “quiero lanzarme como marca personal”, entonces pregunto “¿Cuánto es tu presupuesto?” y la respuesta es RD$50.000. Quiero dejar una verdad muy esclarecedora en este punto: Ahora mismo, para posicionarse como marca personal, darse a conocer y destacarse, una persona tiene que invertir en promedio unos RD$200.000 por un período de seis a siete meses. Puede sonar descabellado para muchos, pero es completamente cierto, y es un dinero que debes invertir en ti mismo, sin contar los costos de asesoría de imagen, campaña de marketing o las tácticas de mercado.

Entonces, por supuesto que se necesita capacitación para entrar al negocio inmobiliario y más aún se necesita una poderosa inversión para formarse y posicionarse como asesor.

Estos mitos que les he comentado son falacias muy difundidas hoy día, pero en contraposición existen tres verdades que son irrefutables: el negocio inmobiliario es solo para gente determinada y con buenas capacidades sociales y profesionales; el sector inmobiliario no es un negocio mágico, la fluidez financiera se logra a partir del trabajo duro; y finalmente, la capacitación es esencial para tener éxito en este mercado.

Juan Carlos Mora

@jcmasesor en todas las redes.

CEO www.webmaster.com.do | Webmaster.com.do

Asesor y consultor de marketing digital.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//webmaster.com.do/wp-content/uploads/2019/03/BannerWMLite.png