Antes de pasar a la optimización, es importante recordar las características que deben tener las imágenes en el sitio de una tienda en línea. Pues de nada sirve optimizar una imagen sino cuenta con los parámetros necesarios para llamar la atención de los clientes.

La calidad: La imagen debe darte una buena impresión del producto. Esto implica que debes contar con fotografías con un fondo que resalte el producto, que sea original, con buena resolución y tomada con iluminación adecuada. No te preocupes por el presupuesto no necesitas una cámara profesional ni ser un experto en fotografía.

Características y elementos del producto visibles: No sirven las fotos que no te permiten ver claramente las características principales del producto. Recuerda que las fotografías acompañan la descripción, por lo tanto estas deben ser útiles para comprobar que la información proporcionada coincide.

Muestra diferentes ángulos: Esta no es una regla estricta, pero sí un elemento que te ayudará a proporcionar más detalles sobre la calidad de tu producto.

Homogeneidad: Se deben cuidar las proporciones que usan pasa los productos, de modo que no todas tengan coherencia y se vea un orden.

Imagen: En el caso de los blogs, se requieren imágenes de calidad que puedan explicar perfectamente lo que se está queriendo decir en el texto. De lo contrario solo estarías agregando imágenes sin sentido que los motores de búsqueda no tomarán en cuenta.

Optimización de las imágenes

Ponle un nombre al archivo

El nombre del archivo es importante para los motores de búsqueda, pues este elemento les indica “de qué trata”.

Evita dejar el nombre que por defecto les proporciona la cámara o el programa que utilizas como “IMG_8745.jpg”. En su lugar renombra tu archivo con palabras que describan bien lo que es;  indica en el nombre lo que vas a encontrar en esa imagen cuando la veas. Al nombrar el archivo no uses acentos ni espacios en blanco, estos últimos sustitúyelos por guiones, por ejemplo “optimización-de-imagenes”.

Debes incluir los atributos Alt text (texto alternativo) y Title.

Los motores de búsqueda no evalúan imágenes, por lo tanto el Alt Text es la etiqueta HTML que los ayudará a encontrar la imagen. En este texto alternativo debes procurar ser descriptivo, sin llenarlo de mucho texto (de preferencia no usar más de 5 palabras).

El contexto es importante

Para indexar las imágenes, los motores de búsqueda también analizan el texto que las acompaña. Lo cual hace que tengas que asegurarte que tu texto corresponde a la imagen, es decir que tu ficha de producto está optimizada para coincidir. Si el texto que envuelve a la imagen no tiene nada que ver, la relevancia para esta será menor.

El tamaño es importante

El tiempo de carga y el tamaño tienen gran relevancia para los motores de búsqueda. Lo ideal es optimizar las imágenes para que el tamaño del archivo sea lo más pequeño posible, sin descuidar su calidad. Si quieres un archivo pequeño con una imagen de grandes dimensiones, es de esperarse que la calidad baje un poco, por lo tanto deberás reducir las dimensiones para que puedas llegar a un equilibrio.

Lo más recomendado es que las imágenes no pesen de más de 70 kb. Para optimizar el peso y las medidas puedes ayudarte de Photoshop o de algunas herramientas en línea como Pxlr o un GNU como GIMP.

Fuente: http://goo.gl/ynRjGQ

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//webmaster.com.do/wp-content/uploads/2019/03/BannerWMLite.png