Hoy en día es necesario tener presencia en Internet, ya sea para vender tus productos o para reforzar tu estrategia de marketing offline.
Una tienda online puede ayudarte a multiplicarte tus ventas, ya que no te limita, ni en ubicación geográfica ni en horario de apertura. Permanece las 24 horas al día abierta.

1. Adquiere un Hosting y un dominio

Lo primero que tiene que tener de tu tienda virtual es el nombre de  tu dominio, por lo que tu cliente accederán a tu tienda online. Después debe de contratar un servicio de alojamiento web, donde guardarán los archivos e imágenes necesarios. Podemos decir que este será tu rinconcinto en Internet.

Aquí ten mucho cuidado no te dejes cegar por las ofertas a la hora de elegir tu host, ya sabes que lo barato sale caro. Investiga bien y haz comparaciones entre los distintos hosts para ver cuál te ofrece mayores ventajas.

2. Elige una plataforma de comercio electrónico

Una vez que tengas contratado el alojamiento y registrado el dominio, es hora de elegir un CMS de comercio electrónico.  Existen distintas opciones en el mercado como son: Magento, Prestashop, Open Cart, OsCommerce, Drupal, Joomla, WooCommerce (WordPress Plugins).

Debes tener claro que presupuesto vas a destinar para crear tu tienda online y el grado de personalización que quieres para ecommerce, ya no sólo en cuanto al diseño, sinó al proceso de compra también. Un factor clave y de vital importancia será como se posiciona tu tienda en buscadores.  Procura buscar una platforma que tenga un buen soporte técnico, lo que ahorrará muchos dolores de cabeza.

3. Diseña tu tienda online

Llega el momento de diseñar el aspecto que tendrá tu tienda online, crear el logotipo si aún no tienes ninguno, determinar la estructura de la tienda, las páginas de productos , el blog (algo que no debería faltar si quieres atraer más tráfico).

Te aconsejamos que acudas a una empresa de diseño web si quieres que tu tienda tenga un aspecto serio y profesional. Además te ahorrará muchos problemas y sobre todo tiempo, que seguro necesitarás para gestionar tu negocio.

Y por último pero no menos importante, un diseño responsive.  

4. Selecciona las pasarelas de pago

Elige una pasarela de pago fácil de utilizar y añade tantas opciones de pago como sea posible: Tarjeta de crédito, PayPal, transferencias bancarias, TPV virtual, contrareembolso.  De esta forma evitarás que muchos clientes abandonen su carro de compra a la hora de pagar.

Recuerda que los pagos online realizados mediante dispositivos móviles siguen aumentando a nivel mundial, representan un 27,2% del total de los pagos online realizados durante el primer trimestre del 2015.  Te esto en cuenta a la hora de seleccionar tus medios de pago.

5. Adquiere un ERP

Un ERP es un software de gestión empresarial muy útil para reunir toda la información de tu negocio en un sólo sistema.

Si tienes ya un negocio offiline seguramente ya tengas uno, por lo que solo tendrás que integrarlo en tu comercio electrónico.  Existen distintos conectores específicos para llevar a cabo esta área.

Si no tienes ERP quizás sea un buen momento para implementar uno. Hay distintas soluciones especializadas para tiendas online como OpenERP que te permiten gestionar el stock, los proveedores, clientes, facturación, en un sólo software.

6. Crea tu propio plan de marketing

Montar una tienda online es sencillo, tener una tienda online que venda es mas complicado.

Todo influye en el éxito de tu e-commerce, desde el diseño de la tienda, los productos, la competencia y por supuesto de tu plan de marketing.

Un buen plan de marketing debe incluir una buena definición de los objetivos, debes tener claro cuál es tu público objetivo, analizar tu situación y de la competencia, no debe faltar una estrategia SEO, un plan de Social Media, un buen marketing de contenidos, una estrategia logística y no olviden definir como darás soporte a tus clientes (vía e-mail, teléfono, RRSS o Chat Online). 

7. Abre cuentas en redes sociales

El uso de las redes sociales está muy extendido, pero tener presencia en las redes sociales no significa estar presente en todas, solo en aquellas en las que estén tus clientes y se ajusten mejor a tu modelo de negocio.

Una buena estrategia en redes sociales te permitirá dar a conocer tu negocio a miles de clientes potenciales.

La publicidad tradicional, intrusiva, ya es historia. Ahora debes conseguir que sea el cliente el que se acerque a ti, conozca por sí mismo tu marca y demande tus productos o servicios.

Las redes sociales te ayudarán a acercarte a tus clientes, interactuar con ellos e identificar sus necesidades. La finalidad de estar en redes sociales no debe ser vender, sino crear una comunidad, estableciendo relaciones con los usuarios.

8. Crea contenido de interés

Necesitas atraer a tus clientes potenciales hacia tu sitio web, para conseguir ventas.  Y para ellos necesitas una buena estrategia de marketing de contenido que te reportará mucho más tráfico.

Averigua que le gusta a tus clientes y céntrate en ofrecer contenidos de calidad a tus usuarios, proporcionando un valor añadido a tu marca, a la vez que refuerzas tus posicionamiento SEO y consigues atraer a nuevos clientes.

9. Vende tus productos

Cuando llegue el momento de vender tus productos, no olvides tener una buena ficha de producto, con buenas imágenes y una descripciones adecuadas y muy descriptivas.

Añade botones sociales a tus productos para que los usuarios los puedan compartir con sus amigos, quien sabe, tal vez así consigues una venta que no esperabas.

Una impecable atención al cliente y buen servicio post-venta te ayudarán a diferenciarte de tu competencia.

10. Mide y analiza tus acciones en la red

Medir y analizar es fundamental para hacer crecer tu negocio y corregir todas las posibles desviaciones que se puedan producir.

Existen soluciones gratuitas como Google Analytics que te permitirá conocer mejor a tus usuarios, detectar problemas en el proceso de compra y analizar tus conversiones.  Para tener un mayor control, es recomendable que configures un funne o embudo de conversión con Google Analytics, de esta forma podrás conocer en que etapa del proceso de compra se producen pérdida de clientes y por qué.

Fuente: http://goo.gl/z1Ql0X

 

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//webmaster.com.do/wp-content/uploads/2019/03/BannerWMLite.png