Internet, y en particular la World Wide Web, que hace unos pocos meses cumplió 25 años, sirve para muchas otras cosas que simplemente buscar información o consultar nuestro correo electrónico. Es ya una extraordinaria plataforma comercial en la que miles de empresas tienen instalado su negocio y donde millones de clientes realizan sus compras. Tanto es así que el comercio electrónico no ha dejado de crecer en los últimos tiempos.

Pero más allá de los compradores habituales, aún existen muchos posibles clientes que desconfían del sistema. Una de las razones es la seguridad global de las transacciones electrónicas, que habitualmente implican el uso de tarjetas de crédito, pasarelas de pago y otros sistemas de hacer efectivo los importes de los productos adquiridos. Muchas personas se atreven a gastar pequeñas cantidades con estos medios, pero, ¿lo harían si tuvieran que pagar cifras mucho mayores?

Los desarrolladores conocen esos problemas y se esfuerzan por crear sitios web confiables y con las máximas garantías de seguridad. Para ello trabajan a varios niveles: en las máquinas en las que se almacenan las páginas y sitos web, en el software que las gestionan y en los protocolos de seguridad que permiten las transacciones. Así, si queremos montar una web de comercio electrónico (una tienda virtual) para nuestro negocio, será fundamental disponer de servicios de hosting adecuados y fiables, que nos informen claramente de las características técnicas de dicho servicio y de las opciones de seguridad que podamos contratar, y que a ser posible estén respaldados por una comunidad de soporte. Como ejemplo, se puede consultar esta página web, que dispone del protocolo SSL para que la transmisión de datos personales y bancarios esté encriptada y por tanto sea segura.

La cuestión de la confiabilidad del comercio electrónico, no obstante, no es algo escrito en piedra. Debe ser atendida de forma constante, debido a la aparición de nuevas tecnologías, y también se deben realizar estudios periódicamente sobre su estado para ofrecer siempre las mejores alternativas a los usuarios.

 En todo caso, la mejor garantía en el comercio online la suelen dar los mismos usuarios con su respaldo. En la época de las redes sociales, una práctica poco adecuada se topa de inmediato con una denuncia pública de enorme alcance. Los negocios poco seguros no pueden seguir siéndolo durante mucho tiempo o se arriesgan a perder a todos sus clientes, presentes o futuros.

 Pero si queremos estar más tranquilos y pensar más en el futuro, ya se nos anuncian avances importantes en la computación cuántica que permitirán aumentar drásticamente la seguridad de las transacciones de datos en varias aplicaciones, desde los simples cálculos hasta las máquinas que harán de servidores para las páginas web del mañana.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

//webmaster.com.do/wp-content/uploads/2019/03/BannerWMLite.png